Sánchez Amor vuelve a la palestra


La configuración que han hecho los partidos para las comisiones parlamentarias, áreas en las que se divide la actividad legislativa, deja un panorama desigual en género: sólo 1 de cada 4 asignaciones de 1.431€ por presidir comisión serán sumados a los 2.800€ de sueldo base de diputadas y senadoras. Las vicepresidentas de comisión -con 1.046€ para gastos de representación- sólo son el 35%. En el Senado todos l@s presidentes/as y vicepresidentes/as y un 90% de l@s secretarios/as recaen en PP y PSOE.

Por añadiduda, un 71% de los portavoces escogidos para las 17 comisiones del Congreso por los grupos (con plus de 1.046 € mensuales) son hombres; un 66% en las del Senado. Seis comisiones, además, no tienen ninguna mujer en la Mesa, el órgano de dirección: Agricultura, Pesca y Alimentación, y Cooperación y Defensa, en el Senado; y Hacienda y Administraciones Públicas, Estatuto de los Diputados y Asuntos Exteriores, en el Congreso.

Precisamente el diputado del PSOE por Badajoz desde 2011 Ignacio Sánchez Amor es el nuevo portavoz de esta última comisión sin mujeres en su Mesa, sustituyendo a Meritxell Batet. Quizás los asuntos exteriores se le den mejor que los interiores, pues fue él quien, como portavoz de su partido, había expuesto en marzo de 2011 en la Asamblea de Extremadura las excusas para no crear la comisión de investigación sobre la institución FEVAL de Don Benito, que sí apoyó luego el PSOE cuando perdió en Extremadura, para evitar ser el único partido que no lo hacía.

Cuando Cristina Teniente denunció la existencia, reflejada en la "información contable" de FEVAL, de "cuentas de anticipo de gastos sin justificar por parte del director general de entre 20.000 y 30.000 euros" y constatado "hace unas semanas que a través de empresas privadas se estaban subcontratando puestos directivos", dijo Sánchez Amor que no se podía investigar dado el muy superior peso del sector privado (más de un 70% de sus recursos) en la entidad.
Pero ese 2011 le quitaría el puesto en las listas al Congreso a Francisco Fernández Marugán, diputado desde 1982 (aunque por Badajoz desde 1986) y, aunque se le buscó sitio en otra provincia, no lo había para tanto aspirante a diputado. Cuando los socialistas catalanes metieron en las listas al jefe de gabinete de la entonces ministra Carme Chacón, Germán Rodríguez, en el propio diario 'Hoy' se leía: "En medios socialistas causa perplejidad" esta entrada "en contraste con la marcha de Marugán".
Rodríguez terminó yendo el 11 por Barcelona, una provincia donde los socialistas bajaron de 16 a 10 diputados, aún manteniendo el primer puesto que luego, desde 2015, le arrebataría En Comú (9 a 5), recortándole, además, la diferencia ERC (tercero) de 51.000 votos el 20-D (cuando a quien ahora sustituye Sánchez Amor cambió ir en la lista del PSC por ir en la del PSOE de Madrid) a 7.500 el 26 de junio pasado, en el que Batet ya sustituía a Carme Chacón en el número 1 por Barcelona.