Miles de euros en publicidad para lavar la cara a la Diputación de Badajoz


En el debate de ayer en Canal Extremadura sólo habló, otra vez, el portavoz socialista Valentín García, que, como ya debe saber cualquiera, cuando usted usaba pañales, él ya defendía a los trabajadores. El debate adoleció, además, de sesgo al elegir la opinión de la calle que se emitió respecto a la supresión de las Diputaciones, cuando la realidad es de rechazo a esas entidades, como indica la encuesta del nada sospechoso de antisocialista diario "Hoy" que impide firmar dos veces desde el mismo ordenador y que va camino de los 4.000 encuestados:

De momento el PSOE ha engañado a Ciudadanos haciéndole creer que eliminará las Diputaciones. Luego vendrán los "no se puede porque habría que reformar la Constitución", "hay impedimentos legales", etc.; y es que está claro que el PSOE no quiere eliminarlas por la cantidad de gente afín que vive de ellas (con 34 millones y medio de euros para 2016 en la de Badajoz) desde tiempos inmemoriales, y no sólo los bien remunerados altos cargos -como José Luis Quintana mientras fue diputado delegado en ella- vedados a todo aquel que no sea el bipartido más votado en cualquier provincia.
Tampoco podemos conocer exactamente en qué pueblecitos se gasta el presupuesto porque el último acta de Junta de Gobierno publicada es del 11 de septiembre pasado y en el último acta de sesión plenaria de la que dan detalles (la del 17 de diciembre) despachan el asunto con un "El Presidente informa a la Corporación Provincial, de la existencia de una serie de decretos formalizados en uso de las facultades propias del cargo". Debe de tratarse de la nueva transparencia de este nuevo PSOE.
¿Qué harían los pueblecitos si no estuviera previsto el gasto de 125.000 euros en publicidad sólo por parte del Gabinete de Prensa? ¿Qué harían los pueblecitos si no hubiera tenido lugar la última de las noticias publicadas en la web de la Diputación de Badajoz:? "26-02-2016La Escuela Taurina de la Diputación de Badajoz participará con uno de sus alumnos en un Bolsín Taurino en Francia". Podemos deducir dónde se dilapidará el millón y medio de euros que se gastará el Patronato de Turismo y Tauromaquia en 2016, teniendo en cuenta que 3 de las 11 últimas actividades publicadas por la Diputación son para resucitar el espectáculo de la tortura animal: