El 11 de septiembre también se hablará de contaminación


Además de la Diada en Catalunya, el 11 de septiembre ocurren más cosas en España. En Gijón no es festivo y el pleno de ese día recibirá las iniciativas de IU para abordar la situación medioambiental de la zona oeste, que fue tratada por la futura concejala de la coalición de izquierdas, Rosa Libertad Bueno, y su coordinador en Gijón, Marcos Muñiz, junto con el representante de la Federación de Asociaciones de Vecinos (FAV) en el Consejo Municipal de Medioambiente, José Luis Rodríguez, y el miembro de su directiva Manuel Cañete.
Además de recordar IU en nota de prensa que en 2013 se superaron los límites legales de contaminantes establecidos por la Unión Europea en varias estaciones de medición ubicadas en esa zona del concejo, en la reunión se criticó la redacción de un Plan de Calidad del aire presentado por el gobierno asturiano hace unos días en la Feria de Muestras, realizado sin participación ciudadana y del que todavía ni se han cursado copias. Más de 70.000 ciudadanos están expuestos, según los representantes vecinales, a problemas de contaminación acústica, visual y ambiental, y a un aumento de la probabilidad de sufrir enfermedades de tipo cancerígeno o respiratorio, por problemas que van desde la contaminación por partículas de Arcelor Mittal de Veriña, la térmica de Aboño o la cementera de Tudela Veguín, hasta el parque de minerales en El Musel, entre otras instalaciones "potencialmente peligrosas", ante cuyos posibles accidentes, sin embargo, los representantes de FAV e IU echaron en falta un plan de evacuación con las medidas adecuadas para proteger a la población.
En Extremadura, la normativa sobre contaminación acústica, de obligado cumplimiento para industrias, actividades e instalaciones, se recoge en el Decreto 19/1997, de 4 de febrero, de Reglamentación de Ruidos y Vibraciones, que, entre otras prohibiciones, incluye las fuentes sonoras cuyo nivel de recepción externo (es decir, medido en un determinado punto situado en el espacio libre exterior) sobrepase, en zona residencial-comercial, los 60 decibelios ponderados de día (entre las 08:00 y las 22:00 horas) y los 45 de noche. Así mismo, el nivel de recepción interno en locales residenciales (es decir, medido en el interior de un local originado por una o más fuentes sonoras colindantes) tampoco debe exceder los 35 decibelios ponderados de día y los 30 de noche.
El Artículo 29 especifica que "Las visitas de inspección podrán llevarse a cabo [...] previa solicitud de cualquier afectado [que habrá de ajustarse...] a lo previsto en el artículo 70 de la Ley de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas", el cual exige que las solicitudes contengan: 
"a) Nombre y apellidos del interesado y, en su caso, de la persona que lo represente, así como la identificación del medio preferente o del lugar que se señale a efectos de notificaciones. 
b) Hechos, razones y petición en que se concrete, con toda claridad, la solicitud. 
c) Lugar y fecha. 
d) Firma del solicitante o acreditación de la autenticidad de su voluntad expresada por cualquier medio. 
e) Organo, centro o unidad administrativa a la que se dirige."