La verdad del déficit tarifario


El decreto de supresión de las primas a futuras plantas de energías renovables, publicado el sábado en el BOE, ha encontrado las críticas de la Comisión Europea y la oposición del sector, aunque para Fitch -¡otra vez las agencias de rating!- puede "aliviar" la enorme deuda acumulada.

La Asociación de Productores de Energías Renovables (APPA) aseguró que la moratoria "no resuelve el grave problema del déficit tarifario" (diferencia entre ingresos y costes regulados del sistema eléctrico), tendrá "graves consecuencias" para la industria y la recuperación de la economía, y "destruye" un sector que ha perdido 20.000 empleos en los dos últimos años, en medio de los cuales el anterior Gobierno ya adelantó el recorte a las primas de la fotovoltaica mediante el Real Decreto-ley 14/2010, de 23 de diciembre.

Ayer, en su debut en la Comisión de Industria del Congreso, el Ministro José Manuel Soria defendió el parón a la instalación de renovables, aunque supondrá que se dejen de invertir 62.000 millones en los próximos años, según la Fundación Renovables. Su presidente tachó de "artificio contable" el argumento del déficit de tarifa.

En la anterior legislatura, el Grupo de ERC-IU-ICV ya acusó en el Congreso de los Diputados al Ministro de Industria (entonces era un socialista) de intentar asociar el déficit tarifario eléctrico a las primas pagadas a las energías renovables. Hoy, con Ministro popular, aquellas tesis de Miguel Sebastián siguen vigentes.

El Pleno debatió el 21 de julio de 2010 la Interpelación urgente para un nuevo cálculo del déficit tarifario en la que Gaspar Llamazares y Joan Herrera denunciaban que "El Ministerio de Industria está intentando recortar las primas a las renovables, ya que asocia el déficit a las primas de las energías renovables". Ahora que vamos a ser los más afectados por la prohibición de compra a Irán, pedían los diputados tener en cuenta "la cantidad de combustibles fósiles que se dejan de importar. Las primas a las renovables significan un sobrecoste mucho menor que el deficiente funcionamiento del mercado eléctrico que hincha los beneficios de las compañías y permite la existencia del déficit".

En la formulación ante el Pleno, Herrera dejó en evidencia que en un escenario "de acumulación del déficit sin precedentes, los beneficios de las eléctricas continúan siendo astronómicos. Lo que falla está claramente en la regulación, en nuestro modelo. En el último año el precio de las tarifas se ha incrementado y según han acreditado diferentes expertos, entre ellos Martín Gallego Málaga -quien fue secretario de Estado de Energía con el primer Gobierno de don Felipe González-, eso se debe a beneficios adicionales que podrían llegar a 5.000 millones de euros para las eléctricas y que no tendrían que haber llegado a esos 5.000 millones de euros. Esto sumado a los sobrecostes de los costes de la transición a la competencia, que podrían llegar a los 2.000 millones. [...] en sus planteamientos se olvidan del CO2 como análisis sin tenerlo en cuenta y no tienen ni siquiera presente un escenario más que probable, que es la subida del precio de los carburantes a partir del picoil en los próximos años. [...] con sus discursos, y probablemente con su política, lo que nos podemos encontrar -de hecho nos lo estamos encontrando ya- es un parón en el sector de las renovables mientras otros países en otras latitudes, China o Estados Unidos como ejemplo, van como un cañón [...] hoy las renovables exportan, por ejemplo, más que el sector del vino que, según el Ministerio de Medio Ambiente, ocupa a más de 109.000 personas. Sabe también que la eólica, por ponerle otro ejemplo, evitó la importación de combustibles fósiles por valor de 3.600 millones de euros, mientras que las primas fueron de 1.600 millones [...] en el año 2008 ustedes hicieron una apuesta por el solar en suelo, de forma muy distinta a lo que habían hecho en Alemania, solar en techo con modelo de generación distribuida, porque quizás ustedes optaron por lo que querían algunos. [...] lo que tendrían que hacer es no bajar las remuneraciones de forma global sino de forma concreta a aquellos que se instalaron incumpliendo la norma, a aquellos que regularizaron su situación sin estar conectados. [...] hoy el incremento de las renovables hace que aquellos que invirtieron mucho, especialmente en centrales ciclo combinado, dejen de ganar o no ganen tanto. Desde inicios de la anterior década a día de hoy tenemos el equivalente a 22 reactores nucleares en centrales de ciclo combinado instaladas; una barbaridad. El problema que tienen algunos es que para que estas centrales de ciclo combinado sean amortizadas deberían operar 5.000 horas y están operando 3.500, y Red Eléctrica dice que en el año 2016 operarán, por ejemplo, 1.700 horas. Ese es el problema, señor ministro, reconozcámoslo; cuanto más renovables hay, menos negocio hacen y menos amortizan sus inversiones. [...] en cambio ustedes no dicen nada de los beneficios caídos del cielo, los que en inglés se llaman los windfall profits. Y no dicen nada porque, simplemente, no quieren meter el dedo en el ojo a quien más tiene, cuando ustedes lo que tendrían que exigir es que si hay eléctricas que reciben de más, estas eléctricas dejen de recibir de más. Usted lo sabe tan bien como yo. Las hidráulicas, amortizadas. Centrales hidráulicas hechas por la dictadura de Franco, e incluso diría que de Primo de Rivera; o las nucleares amortizadas desde el año 1998, según acreditan distintos informes de diferentes expertos, que hoy cobran el precio de la luz al precio de la luz que la cobra la última inflación que ha entrado en el pool: las centrales de gas de ciclo combinado. De esta manera reciben de más; reciben mucho, mucho más. Las hidráulicas y las nucleares tienen unos beneficios netos en el año 2008 de 1.083 millones de euros según diferentes informes. En 2009, 1600; en 2008, los beneficios caídos del cielo fueron de 3.600 millones de euros. De hecho lo planteaba ya el Libro Blanco de la energía de Pérez Arriaga: saquen ustedes a la nuclear del pool. De hecho, recientemente Martín Gallego, en un artículo publicado en un diario de carácter estatal, planteaba precisamente que hoy con una regulación justa y equitativa nos ahorraríamos 5.000 millones de euros; nada más y nada menos lo que nos cuestan las primas de las renovables. [...] sólo apelan al esfuerzo de las renovables y a los grandes beneficios de las eléctricas, conseguidos, en gran parte, por costes de transición a la competencia más que discutibles. [...] si el precio de la luz sube es por una razón, porque los que están en la tarifa G4, los grandes consumidores, pagan de menos. Hay una transferencia -y así lo acredita la Comisión Nacional de Energía- del consumidor habitual a los grandes consumidores industriales. ¿Es eso política industrial? Sí, pero digámoslo, acotémoslo y reconozcámoslo. El precio de la luz para el consumidor habitual está por encima de lo que realmente cuesta generarla. Lo cierto es que este año, en que ha subido la demanda de electricidad un 5%, un 1,5 puede ser debido a las bajas temperaturas de este invierno, pero el 3,5 restante se debe, precisamente, a que las exportaciones han subido en estos sectores industriales muy intensivos en el consumo de electricidad. [...] Lo que tenemos que hacer es que la electricidad sea más cara para los consumos suntuarios. Eso significa, por ejemplo, implementar estrategias de gestión de la demanda, de ahorro y eficiencia, y el famoso contador inteligente, que las eléctricas no están cumpliendo. Además, hemos puesto un sistema propietario para que las eléctricas les tengan a ustedes, y a los gobiernos que vengan, atados de pies y manos más que nunca para que no se puedan mover ni un ápice en la gestión de la demanda y ustedes digan amén al sistema propietario. Lo que queremos hoy es ver cuál es la actitud real del Gobierno, entendiendo que, por ejemplo, aquellos que entraron de forma fraudulenta en 2008 en el régimen de energía fotovoltaica podremos decirles que se rijan por el modelo de 2009, pero diciendo también a las eléctricas que tienen que cumplir lo que no están cumpliendo. Lo que no puede ser es que les estemos dando mucho dinero de más y no digamos que se tiene que cambiar un régimen que lo que hace es calcular ese déficit de forma fraudulenta y en beneficio de las grandes eléctricas."

La respuesta de un ministro supuestamente socialista fue que "el problema lo tenemos en los peajes, en los costes regulados. Nosotros hemos defendido que las políticas intervencionistas no llevan a nada -la fijación de precios arbitraria no lleva a nada- y hemos optado por la liberalización, por la normativa europea, porque es importante que haya señales de precios correctas para evitar el derroche energético y decisiones de inversión equivocadas. [...] la otra mitad de los costes son de actividades reguladas, como el transporte, la distribución, las energías renovables o el coste financiero del déficit tarifario; [...] las actividades del Plan general de residuos radiactivos, que ya no están en la factura eléctrica, no están en los costes regulados, que también lo pagan las eléctricas -S.S. ha dicho que no pagan nada-, y también la financiación del sobrecoste de generación, es decir, el régimen insular o extrapeninsular, que se pagará no por la tarifa sino con el presupuesto del Estado. La eliminación del déficit de tarifa, señoría, solamente se puede hacer por dos vías: aumentando los ingresos del sistema o reduciendo los costes, fundamentalmente los regulados, dado que el término de energía funciona según parámetros objetivos de mercado y funciona bien".

El portavoz de ERC-IU-ICV pasó luego a enumerar las propuestas que había ido haciendo en la materia su Grupo: "ley de ahorro y eficiencia, presentada en esta Cámara, proposición de ley; ley de movilidad sostenible, presentada en esta Cámara por nuestro grupo parlamentario, proposición de ley; una proposición de ley sobre fiscalidad ambiental; proposiciones no de ley que le hablaban de un contador inteligente desde hace un montón de años cuando ustedes decían: no es posible sacarla adelante; [...] una cosa es que ustedes estén de acuerdo con el Partido Popular en mantener la Ley Piqué del año 1997, esa ley que ustedes denostaron y que no ha permitido que en este país se haga planificación. Una cosa es que ustedes entiendan por liberalización absoluta un modelo de régimen de monopolios prácticos. [...] Mire, informe de la Comisión Nacional de la Energía, de tres votos particulares, gente que se considera progresista. ¿Sabe qué dicen? Que eso hay que cambiarlo, precisamente para tener un modelo simplemente razonable. [...] Tengo el informe de Letur al Sol, una cooperativa, que algunos consideran especuladores en materia fotovoltaica. ¿Sabe qué pasa? Que una gran compañía eléctrica no hace los deberes y no pueden vender la electricidad que están produciendo. Traigo este caso concretísimo porque el problema, ¿sabe cuál es? Que ni las instituciones ni la Comisión Nacional de la Energía están al lado de estos pequeños instaladores. ¿Qué planteamos nosotros? [...] que se presente un informe en el Parlamento en el que se comparen las primas a las energías renovables, las asignadas a la cogeneración con combustibles fósiles y los beneficios caídos del cielo y las retribuciones e instalaciones de generación cuyos costes de producción sean significativamente menores [...] Cuando ustedes ponen un límite de hora, usted sabe que, depende de cómo, lo que están es contribuyendo a la ineficiencia porque, obviamente, si uno no puede aprovechar todas las horas de sol, para qué invertir".

El propio Ministro lo admitía: "Ahora mismo tenemos un traje energético grande para la demanda de energía, de electricidad de nuestro país. [...] las industrias, que en Cataluña son muy importantes, del automóvil, la papelera, la química, etcétera, están pagando una factura de electricidad que muchas veces no solamente se explica por la fotovoltaica pero sí en parte". Y, como el traje nos queda grande, lo cortamos por las renovables y ampliamos por el lado de las concesiones a las nucleares o la búsqueda de petróleo en la Canarias natal del Ministro.